Las series para los jovencitos

El otro dia me puse a hacer series. Desde que hice mi primer y único maratón allá por el 2002, no las había vuelto a hacer. No sé cómo me dio ese punto. Será al ver que siempre hago el mismo ritmo en todos los entrenos y competiciones, que recordé que la velocidad se gana con las series.

Hice 6×1000. No pude más. Qué ganas de sufrir. Mira que se pasa mal. Terminas una, miras el reloj para ver el tiempo que has hecho, y miras más ansioso el crono para ver cuánto tiempo te queda de recuperación antes de empezar la siguiente serie. Y eso que me tomé 4 minutos de descanso, e incluso empezaba, pensaba yo, hasta descansado. Da igual. No llevaba 300 metros y ya pensaba que sólo me quedarían 200; pues no. Luego acabé el dia sin fuerzas ni energía. Como si me la hubieran quitado toda.

Pero si yo ya no tengo edad para estas cosas. Para qué. ¿Para ganar 5 segundos por kilómetro en las futuras carreras? ¡Si seguiré siendo un paquete de la mitad de las clasificaciones para abajo!. Las series para quien quiera hacer buenos tiempos, y le merezca el sufrimiento. Para los jovencitos, repletos de energía, con grandes recuperaciones. Si yo con aguantar una hora y media sin sufrir me conformo.

A mi edad, y después de todos mis años corriendo, haciendo series…¡qué vergüenza!. Las series para los jovencitos.
Anuncios