Cuanto más viejo, mas tonto soy.

Hay un chico de Valencia que va a hacer de becario unos meses en Microsoft. Lo cuenta El Mundo del dia 29 de Junio 2009. Comenta las entrevistas y pruebas que le hicieron para escogerle a él.

Una de ellas es (cito textualmente):

“¿Cómo testearías el boli que tienes en la mano?”. Si has pensado que simplemente habría que escribir en una hoja para ver si funciona, ya estarías descartado como candidato. ¿Qué tiene esto de técnico? Lo que se trata en esta pregunta es de ser creativo a la hora de crear casos de prueba. “

Definitivamente yo soy tonto, porque si un boli no sirve para escribir, que es su principal función, y antes de hacer esa prueba pierdo horas en hacer bobadas de otros tests de pigmentación, toxicidad y demás…Eso es para después de probar que pinta, y que lo quiera comercializar, no antes de probarlo. En fin, me ha deprimido. 

La confusión está en la pregunta “testear”. Testear no es lo mismo que fabricar. Para testear primero tendré que asegurarme de que el boli pinte, y luego demás cosas. Eso si. Si es para fabricarlo y comercializarlo ahí si que lo tienes que construir partiendo de todas las premisas estipuladas, (toxicidad, calidades mínimas, etc..)

Y esto en programación se debe cumplir también si no quieres rehacer mil veces el mismo soft. Sale caro un programa hecho a toda prisa que cumpla un objetivo sin sopesar antes todas las entradas posibles del usuario, posibles respuestas, errores, posibles casos, peticiones a partir de determinados resultados, excepciones y demás. Análisis.

A eso se referería el entrevistador de este chico de Valencia, pero desde luego “para testear” un boli, la primera respuesta es que pinte. No es la única pero si la primera.

Anuncios