Nueva nave I

casi casi como esto

Estamos en una fase de construcción de una nueva nave para mudarnos. Es una locura y yo estoy viviendo la mitad de la mitad de la mitad de lo que es, porque me encargo sólo del tema informático, aunque me caen temas como SAI’s, cableado de datos y otros.

En este proceso me han “chocado” varios asuntos:

  • Los arquitectos hicieron prevalecer su rango y al final el cuarto de servidores, en vez de ubicarse en la planta baja por comodidad y demás, estarán en la primera planta. Luché hasta cansarme y al menos conseguí que los SAI’s, que pesan más de 200kg cada uno, estén en la planta baja. Pues fale.
  • Como es normal, del proyecto inicial de la obra, hasta el definitivo, pasaron unos meses. Planos por aquí, email allí, esto vale, esto ponlo aquí. Vale por fin está. Pues bien, a la hora de firmar el proyecto para entregarlo la obra al ayuntamiento y demás ¡todos los planos son los originarios!. Explicación: “es normal y así”. Pues fale.
  • Como dije, yo era el encargado de pedir presupuestos de SAI’s y de empresas que hicieran el cableado de voz y datos (si, la telefonía también me cayó). Pues cuando los gerentes están firmando el contrato de la empresa que hará la “electrificación” veo que en uno de los elementos presupuestados está tanto el SAI como el cableado de datos. Digo: “¿y esto? ¡si el cableado ya lo he pactado yo con otra empresa y lo mismo con la voz!”. Respuesta: “ah! no pasa nada; al final sólo se cobrará del contrato por los elementos ejecutados”. Yo, “¿y esto es normal que se firme así, cosas que no se van comprar?”. “SI”. Pues fale.
  • Como el nuevo gerente es como digo nuevo, y viendo el personal del que dispone que es poco y está a tope de sobrecarga, decidió, con buen criterio creo yo, contratar a un “crack” para ayudarle a negociar, organizar, decidir y escoger cada paso en esta mudanza. Reconozco que a mi me vino bien, pues estoy siempre sobresaturado de trabajo y hay cosas que creo no son de mi competencia. Pues bien. El crack según vi en varias reuniones con él, no es tanto tal. En algunos casos nos trataba como si desconociéramos el tema de lo que es un empresa de nuestro sector. Intentaba siempre recomendarnos  empresas que están situadas a varios cientos de kilómetros para cosas que por supuesto lo pueden realizar y mejor  negocios locales. Al final en muchas (en las que he colaborado), no ha sido necesario traer a un tio de Sevilla (con todos mis respetos) para cablear en Castilla. Pero me temo que en algunas otras cosas, este “crack” se ha pasado de listo y se ha convertido en “un sobrao”. No es de mi incumbencia, y repito que me ha permitido realizar mi trabajo, en vez de embarcarme durante horas en temas que no me corresponden. Pero fale.
  • Premuras de tiempo. Con la empresa automatizadora (QUENA) se ha pactado unos meses de instalación. Son muchos y muy sofisticados los equipos a instalar en la nave. La nave no ha cumplido nuestras expectativas de plazo de entrega. Total que la empresa QUENA está ya instalando cuando la nave ni está cerrada, ni tiene la electrificación hecha, ni teléfonos, ni servicios, ni oficinas, ni asfaltado alrededor, ni na, excepto suelo y techo. Cada vez que voy me da grima ver la excavadora enfrente de la puerta principal y dentro de ella gente ya montando equipos delicados que requieren limpieza y pulcritud. Es lo que peor llevo, porque luego cuando fallen motores y células fotoeléctricas al que llaman es a mí. Pues fale pero no.
  • Como curiosidad y para morirse de risa (cuando pasen meses), es que cuando llamamos con urgencia a una empresa limpiadora para que adecente los 4000 m pues llegaban los de QUENA, se presenta un tio con una escoba que no escobón y un aspirador un poco más grande que el de mi casa. Le decimos que a dónde va con ese material, que nos esperábamos y pactamos una fregadora industrial, que son 4000 m, que la necesitamos limpia para mañana. El pobre hombre no sabía nada, que a él le habían mandado, que… ¡lo que curró!

y lo consiguió

Sé que al final todo saldrá, pero lo que se sufre y flipa durante el proceso no es moco de pavo.

Anuncios