Actualizaciones de octubre, 2007 Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Borde 20:04 el 29 October 2007 Permalink | Responder  

    Dormir, dormir. 

    Para ser feliz: dormir mucho. Lo dicen ahora muchos estudios médicos. Pero
    eso para mi no es un aval seguro. Ahora te dicen que el café es bueno, ahora
    que es malo. Que la leche materna protege de enfermedades futuras, ahora que
    no hay estudios que lo certifiquen. Que si el vino si, vino no, café si,
    café no. Poca idea tienen. Saben ahora al mismo nivel que hace 3000 años los
    famoso médicos del Antiguo Egipto. Saben, pero un 1%.
    Pero sí. Yo certifico que mis carnes y me cerebro están mejores cuando
    duermen mucho. Me he tirado varias temporadas (se dice bien,..) durmiendo un
    dia 6 horas, otro 5 horas, otro 4, al siguiente 7,…y al final lo pagas.
    Estás más estresado por todo, y todo te preocupa más. Ahora que llevo una
    racha de dormir mínimo 7h, cabezada de media hora después de comer,…pues
    me levanto más descansado, más fresco, me afectan menos las cosas, o me
    afectan pero durante menos tiempo, si..
    Y es que esto de la informática, como otros muchos curres que tenemos, hay
    que “take it easy”. Nada del curre es importante.
    Si. Para ser feliz, creo que hay que explotar más por exceso que por defecto
    las necesidades primarias: dormir, comer, reir, follar, viajar (pero sólo un
    poco).
    Ahora sólo me hace falta que los servidores y usuarios también duerman más y
    así me dejen más tiempo en paz…
    Anuncios
     
  • Borde 13:27 el 20 October 2007 Permalink | Responder  

    ..corre, sube, baja, busca.. 

    Carretera hasta la de salida; estoy en ella, me paro, atravesar vallas…no, mejor sigo carretera aunque de mas vuelta. No puedo parar, porque aquí es donde me sacan minutadas. Está entre dos surcos que mueren en carretera. Qué fácil. Es para ir cogiendo mapa. La siguiente es seguir crta, salirse en la curva y seguir el límite de la vegetación verde; facilita, el suelo está lleno de ramas, hay que ir con cuidadito…paso un gran vaguada por arriba, sin perder curva, cruzo otra crta y me lanzo por bosque con buena visibilidad, tengo que elegir entre dos vaguadas y buscar un cortado en la ladera, ..acerté !cruzo vaguada ahora sin perder curva, correr por bosque, de lado, cuidado con los tobillos..otra en un cortado… no la encuentro. Está en el límite del verde…¡mierda!, estoy más abajo.. subo, pillo sendero, lo sigo…cagada, ahora ¡me he pasado!…atrás, ¡allá está!..dos minutos perdidos por lo menos..
    Ahora me lanzo por ladera abajo,..cruzo rio y en la subida, antes de llegar a la valla tiene que estar. Lo de cruzar el rio tiene su truco, doy demasiado rodeo, pero allá está..sigo ciento cincuenta metros todo recto y otra que cae. Ahora hasta la cota, y en la bajada, pasando un claro, otra fácil, otra vez para abajo,…con mis casi ochenta kilos, un resbalón y dejo el suelo arrasado..atravieso zona pantanosa, me llevo todo el barro del mundo y en la subida..tiene que estar.. y así es..
    Ahora subir, pfuu!!, me tengo que doblar, paso del avituallamiento.. sigo crta, a la izquierda, buena visibilidad, precioso bosque, ahora el suelo es verde y es una gozada correr; pico, la siguiente también es de carrera rápida en el claro; sigo, estoy embalado, me salen todas, dejo gran vaguada a la derecha, me dejo caer por el cortafuegos, está en el límite con el verde, bajo, bajo, tenía que estar ya, sigo bajando, no está, me meto en el verde…me encuentro un riachuelo. ¿un riachuelo? ¡s¡ no puede haber aquí riachuelos!, ¿dónde hay en el mapa? aquí hay uno, y otro aquí..me he pasado tres pueblos,..sube, sube que sube deshaciendo camino, ¡pero si estaba pasando la vaguada!, no cien metros más…eso pasa por correr demasiado sin cabeza, aquí me han caido cinco minutos ..
    Ya no puedo perder mas, todas como si fueran sprint, cojo camino, hasta cruce con otro, una en límite vegetación con curva…nada, me he vuelo a pasar..y estoy metido en el verde, retrocedo y la pillo , si hubiera mirado el murete.., a toda leche cruzo, me dejo caer por la vaguada, ¿es ésta? no, es la de al lado, subo..más pantanos, barro, chof, chof,… casi se me queda la zapatilla, sendero, salto dos troncos en el camino, bajada en sprint en crta…y final…Bien. Cuarenta y dos minutos estresantes por variedad de paisajes, y en mi cabeza sólo estaba el bosque y el mapa.
    Por eso se paga dinero.
     
  • Borde 18:38 el 15 October 2007 Permalink | Responder  

    D.I.C.D.E…todos somos DICDE 

    Y es que los informáticos muchas veces trabajamos en el DICDE. ¿ cuántas horas hemos pasado buscando de dónde ha salido una cantidad ?, el seguimiento de unas ventas que nos nos cuadran, de un stock excesivo, sea bajo o alto; ¿ cuántas hemos dedicado a investigar quién ha modificado un dato ?.

    Y es que los Datos Erróneos cometen muchos crímenes. Crímenes contra la veracidad de la realidad pues nos engañan con unos valores no correctos. Crímenes contra el sosiego pues nos ponen a todos nerviosos al saber que algo está mal; contra la seguridad, al plantearnos que el resto de las datos también pueden estar mal; contra la convivencia del personal, porque casi siempre hay algún culpable; …..contra la vida misma, pues nos roba un valioso tiempo que deberíamos estar dedicando a producir, no a hacer películas retroespectivas; nos merman el humor, nos sobresaltan los corazones…

    Y luego llega la solución. Se descubre, qué fue lo que propició el error, quién lo cometió, casi siempre sin mala intención. Y entonces hay que inventar procesos para que no vuelva a ocurrir, y se gasta más tiempo por culpa de un mal aprendizaje de un “teclas”. Horas y horas por “el teclas” que dijo que sí había entendido, que sí lo comprendía y luego decubres que no; que no se estaba enterando de casi nada.

    En fin. Al menos se sigue manteniendo la seguridad en tus procesos, en tus datos, en tu sistema informático, en tus resultados…y es que no puedo soportar los DATOS ERRÓNEOS, no puedo.

    Contra los crímenes de los datos erróneos, …. DICDE (Dpto de Investigación Criminológica de los Datos Erróneos).
     
    • Pablo 10:39 el 19 octubre 2007 Permalink | Responder

      ¿Los procesos de los que hablas tienen que ver con los códigos de verificación o de control (tipo la letra del DNI)? Refrescando mis escasas nociones sobre esto en la Wikipedia, he visto (o me pareció ver, fue hace ya varios días) que esto de los códigos de control tiene algo que ver con los mecanismos de acuse de recibo de mensajes de que quise hablar, con poca inspiración, en mi comentario a tu post anterior (aunque sigo sin encontrar el artículo que evoqué). Por cierto, he reconocido a Cortázar en la foto que acompaña a esta entrada 🙂

    • Pablo 12:39 el 19 octubre 2007 Permalink | Responder

      ¿Los procesos de los que hablas tienen que ver con los códigos de verificación o de control (tipo la letra del DNI)? Refrescando mis escasas nociones sobre esto en la Wikipedia, he visto (o me pareció ver, fue hace ya varios días) que esto de los códigos de control tiene algo que ver con los mecanismos de acuse de recibo de mensajes de que quise hablar, con poca inspiración, en mi comentario a tu post anterior (aunque sigo sin encontrar el artículo que evoqué). Por cierto, he reconocido a Cortázar en la foto que acompaña a esta entrada 🙂

    • Garbanzito 8:38 el 7 noviembre 2007 Permalink | Responder

      El viernes pasado recibimos la certificación según la norma ISO 27001:2005 de seguridad. Una risa…
      Ya no es que hayan datos incorrectos, es que los procesos son incorrectos y los usuarios incorrectos… ¿Qué coño hemos estado haciendo estos 15 años?…

    • Garbanzito 10:38 el 7 noviembre 2007 Permalink | Responder

      El viernes pasado recibimos la certificación según la norma ISO 27001:2005 de seguridad. Una risa…
      Ya no es que hayan datos incorrectos, es que los procesos son incorrectos y los usuarios incorrectos… ¿Qué coño hemos estado haciendo estos 15 años?…

  • Borde 15:25 el 4 October 2007 Permalink | Responder  

    Lo más seguro. El bis a bis. 

    Algunas cosas de los viejos tiempos funcionaban mejor que ahora. Y si os
    digo que en temas de seguridad también se puede aplicar la frase anterior,
    hasta resultaría sorprendente. Pero así es. Muchos expertos coinciden que
    hoy en día, en la era del móvil (la de internet es ya un viejo soporte), el mayor
    peligro para las empresas a nivel de seguridad, lo que más puede
    desestabilizar a un a empresa, son las personas de la propia casa. Ni virus,
    ni hackers, ni caídas de sistema, ni siquiera en muchos casos desastres
    naturales, producen tanto daño hoy en dia como la información sacada de la
    empresa y dada al mejor postor.
    Contra los peligros técnicos anteriormente dichos, está la propia técnica
    para resolverlos. Pero ¿ y para un empleado despechado ? ¿ para un empleado
    que se cree poco valorado ?. La técnica tiene que avanzar mucho todavía. Y
    esto ocurre en todas las empresas a cualquier nivel.
    Siempre lo mismo. No se aprende. Hoy en dia todo el mundo trabaja con
    ordenador. No se cortan en hacer lo que hacen con el mismo ordenador. Pues
    nada: seguimiento de emails, de páginas visitadas, seguimiento de documentos, controlar llamadas
    de móvil, de fijo (no escuchas que eso sólo en teoría puede la policía mediante orden
    judicial, pero si se puede saber a quién ha llamado, cuándo y durante cuánto
    tiempo), limitaciones de escritura en puertos usb, cds, de subida de ficheros a
    través de internet, limitación de documentos de impresora, y sobre todo cien
    ojos encima.
    Hace unos dias muchos se sorprendían que un alto cargo de la defensa en USA
    no supiera (eso decía él) ni quisiera utilizar el email para su trabajo. La
    gente le miraba y como le veía mayor pensaba, “claro, le ha pillado tarde”.
    Ja.
    Lo menos seguro hoy en dia son los sms, los emails, los chats, los office,
    etc..
    Lo más seguro, sin duda, sigue siendo el boca a boca, y para el
    encuentro ir en transporte muy público, quedar en lugares imposibles de
    hacer fotos (en una mina, debajo de una piedra), desnudos para que no nos hayan puesto ningún dispositivo de
    seguimiento y disfrazados en la cabeza, en un dia en que fallen todos los
    satélites del mundo, en el que se bloqueen todas las cámaras de circuito
    cerrado; y el encuentro que sesa breve, dos palabras sin mover los labios, muy bajito, metiendo la boca en la oreja del otro, o una nota que después de
    leída debe ser destruída. Y aun así, si te pillan, que demuestren. Mortadelo y filemón, los tres mosqueteros (todo el
    rato viajando largos kilómetros para un encuentro o entregar una nota…).
    Como nuestro amigo filípedes. Quien iba a suponer que iba a recorrer tanta
    distancia simplemente para dar esa mala nueva. Quién le iba a seguir.
     
    • Pablo 13:07 el 5 octubre 2007 Permalink | Responder

      Hola, B.I. Hace tiempo leí un articulillo relacionado levemente con lo que cuentas; es el problema de la confirmación del mensaje enviado a través de un mensajero (no sé si tiene otro nombre más erudito o más técnico, de hecho el problema se plantea en cualquier envío de información a distancia, como por ejemplo por e-mail). No hay ningún problema si llevas tú la información (o el objeto que vas a intercambiar) en persona hasta el mismo destinatario. Pero imaginemos al que envió a Filípedes, o al general A que desde el Estado Mayor envía órdenes tácticas a su lugarteniente B que está en el frente: antes de dar el siguiente paso, A necesita saber que su mensaje ha llegado a B y no ha sido interceptado por el enemigo. Así que el lugarteniente B le envía el acuse de recibo a A, pero B necesita a su vez estar seguro, antes de poner en práctica las órdenes de A, que éste ha recibido la confirmación y que la misma no ha sido interceptada… y así sucesivamente, ad infinitum… Lamentablemente, no me acuerdo lo que decía el artículo sobre el procedimiento para resolver, o al menos minimizar, el problema.

    • Pablo 15:07 el 5 octubre 2007 Permalink | Responder

      Hola, B.I. Hace tiempo leí un articulillo relacionado levemente con lo que cuentas; es el problema de la confirmación del mensaje enviado a través de un mensajero (no sé si tiene otro nombre más erudito o más técnico, de hecho el problema se plantea en cualquier envío de información a distancia, como por ejemplo por e-mail). No hay ningún problema si llevas tú la información (o el objeto que vas a intercambiar) en persona hasta el mismo destinatario. Pero imaginemos al que envió a Filípedes, o al general A que desde el Estado Mayor envía órdenes tácticas a su lugarteniente B que está en el frente: antes de dar el siguiente paso, A necesita saber que su mensaje ha llegado a B y no ha sido interceptado por el enemigo. Así que el lugarteniente B le envía el acuse de recibo a A, pero B necesita a su vez estar seguro, antes de poner en práctica las órdenes de A, que éste ha recibido la confirmación y que la misma no ha sido interceptada… y así sucesivamente, ad infinitum… Lamentablemente, no me acuerdo lo que decía el artículo sobre el procedimiento para resolver, o al menos minimizar, el problema.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar